Sobre mi

Mi foto
Zaragoza, Zaragoza, Spain
He decidido crear este Blog para poder compartir mi afición por las manualidades con todo aquel que quiera leerme. También compartiré contenidos sobre organización y gestión del tiempo y todo aquello que me resulte interesante...conforme yo crezco Manos Mañosillas crecerá también

domingo, 28 de mayo de 2017

El Baúl de Cheli: Estudio de pintura

Hola holaaa,

Un domingo más aquí estoy, esta vez es Cheli la que quiere enseñaros algo. El otro día me dijeron que Cheli empieza a parecerse a esa muñeca flaca y rubia de Matrel (cero publi)..."¡Más quisiera ella que parecerse a mi oveja: esas lanas, esas curvas,...!", contesté yo, eso si, a la vista de todos los complementos que estoy haciéndole igual si que se da un airecillo.

Cheli está desatada pintando en su estudio y deseosa de estrenar los nuevos accesorios que hemos adquirido recientemente: un maniquí para aprender a dibujar figuras humanas y su cuaderno de bocetos... Y es que esta inquieta oveja es autodidacta en todo lo que hace.




Y es que la primavera le ha inspirado y flores y paisajes han dominado su creativo mes de abril, después de la movidita Semana Santa que tuvo, llegó la calma por unos días. Hizo su limpieza general de primavera y dejó el Mini Estudio como la patena, y revisando su baúl se encontró con los lienzos y los óleos y decidió darles uso.

Aquí dejo unas fotos que le saqué en uno de sus momentos creativos más intensos de la semana...


En esta se aprecian mejor los cuadros...


Haciendo bocetos con su nuevo maniquí

Y como siempre Cheli me ha pedido compartiros una de mis fichas de taller para hacer con peques una tarde de domingo lluviosa o no así que para hacer un animalito decorativo para la habitación apuntar los materiales que necesitáis (comprar en el chini chini). Una vez más os dejo la ficha para que la descarguéis y hagáis con ella lo que mejor os parezca.

LA CONEJITA BOLITA


Queda así de chulo y además servirá de decoración para la pared de su habitación si le pones unos pedacitos de velcro del que se pega por detrás.


Y hasta aquí el post de hoy. La semana que viene tocan Ocasiones Especiales: Los sobres para el dinerito de mis sobris chicas de este año. ¿Te lo vas a perder? Dale al botón de seguir y recibirás la publicación en tu e-mail, ya sabes, arriba del todo en el margen izquierdo, te cuesta un minuto o menos.

SalU2 y feliz semana.

PD: Ya está preparando la maleta... barrunta vacaciones, jeje, ¿se colará de polizón otra vez?

Follow my blog with Bloglovin

domingo, 21 de mayo de 2017

¿Cómo me organizo...? La limpieza de Primavera

Hola holaaa,

Aquí estoy una semana más, esta vez toca Organización, y dadas las fechas en las que estamos es inevitable pensar que toca encarar con valentía la PRIMERA LIMPIEZA GENERAL DE 2017.

Está muy bien tener unas rutinas de limpieza diaria o semanal para que la casa esté a nuestro gusto, pero hay que reconocer que sólo esto no sirve. Inevitablemente se acumula suciedad den rincones, techos, persianas, etc, que con la limpieza habitual no eliminamos..., a ver, que tampoco sería lógico limpiar las persianas o lavar las cortinas una vez al mes, ya que ocupa demasiado tiempo y estaríamos haciendo limpiezas generales mensualmente, y tampoco es necesario. Lo que si hay que practicar a diario es el

"No es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia".


Ya nuestas abuelas y madres, en un alarde de sabiduría popular, realizaban las limpiezas de primavera en abril (antes de la Semana Santa) y la de otoño en septiembre (una vez hecha la vuelta al cole), y hay que reconocer que sabían muy bien lo que hacían. Ahora la cosa cambia porque, igual en otras provincias no, pero en Zaragoza primavera y otoño están prácticamente desaparecidas y lo que tenemos son inviernos cortos y veranos cada vez más largos, con algún diita de cierzo o de calor asfixiante en medio para recordarnos lo que podría haber sido.
Motivos para que la hicieran en estos momentos concretos del año... como siempre hay muchos y muy variados, aunque me centro en los dos que me parecen fundamentales:
  • Se hacían coincidir con los cambios de ropa al final de la estación y ya que vaciaban los armarios para cambiarlos aprovechaban y los limpiaban de arriba a abajo haciendo, de paso, algún cambio en la decoración (las colchas blanco luminoso de ganchillo aportan más luz a las habitaciones que los pesados edredones en primavera y viceversa, los edredones aportan mayor sensación de calidez para los días frescos de otoño.

  • Tanto en septiembre como antes de Semana Santa los peques no estábamos dando la murga en casa y, quien diga lo contrario miente, se limpia mucho mejor sin estar ellos, jeje y también se tira mucho mejor lo que no vale si nadie te da sus ochocientos motivos para guardar el objeto una temporada más...

Lo importante aquí es que ellas tenían razón y que esas limpiezas generales hay que hacerlas.

Eso si, además del clima las circunstancias han cambiado y mucho. El trabajo fuera de casa obliga a realizar estos cambios poco a poco, (estamos a 20 de mayo y la ropa de verano sigue durmiendo el sueño de los justos en sus bolsas), lo último que me apetece después de levantarme a las 6 de la mañana para ir a trabajar y terminar de comer a las cuatro de la tarde, es ponerme a bailar con el amoniaco y la bayeta. Al principio gastaba días de vacaciones para limpiar, hasta que me di cuenta de que no solo parecía tonta, sino que lo era...¡¡¡prffff!!!
Ahora pienso que el truco para mantener tu casa limpia y no morir en el intento está, como en todo lo demás, en la ORGANIZACIÓN y la SIMPLIFICACIÓN:
  1. Organizar un plan de ataque... independientemente de cómo sea la casa, puede costar un día o una semana, hay que planificarla. En primer lugar hacer una visión general de cada estancia en nuestra mente y anotar (¡¡¡¡marchando una de listicaaaaaas!!!!) las necesidades de limpieza de cada uno. Ventajón... las haces una vez y te valen para toda la vida, para ello te sugiero que tires de Word e imprimas dos habitaciones por página. La lista tiene que ser abierta, porque segurísimo que durante la limpieza se te van a ocurrir cosas para mejorarla... ¡Ojo! Lista abierta, pero plazos cerrados. Hay que plantearse unos objetivos realistas que es necesario cumplir si o si (bueeeeno... habrá excepciones a esta norma, pero procura que sean verdaderas urgencias).
  2. Tener todos los productos que puedas necesitar para cada cosa. Importante hacer una lista (¡¡¡¡otraaaa!!!!) de básicos y comprobarla antes, es muy desagradable tener la mitad de la cocina limpia y verte sin amoniaco, esos azulejos que se han quedado a medias seguirán así por mucho tiempo, tenlo por seguro, habla la voz de la experiencia. De paso, hacerse con un cesto, palangana grande o carrito que te permita tener todo junto te evitará muchos viajes al armario de la galería.
  3. Programar un "sin piedad" por habitación... ya os hablé de mi máxima: ENLACE "Lo que en dos años no he utilizado, no lo necesito"; y reciclar, reutilizar, regalar, tirar o vender en el Walapop lo que no usamos.
  4. Por último, seguir un orden lógico para no ensuciar lo ya lipiado es fundamental: primero cortinas, retirar alfombras y fundas nórdicas, etc y vaciar los armarios. Mientras se lavan los elementos textiles, limpiar el techo, las ventanas, persianas y paredes. Volver a llenar los armarios y colocar todos los elementos decorativos bien limpios. Por último el suelo a fondo y habitación terminada... Esto vale para cualquier habitación, aunque obviamente no es lo mismo limpiar un dormitorio que la cocina y hay que adaptarse a las características de cada una de nuestras estancias.
Y hasta aquí mis consejillos de hoy... me coloco la cofia y a darle, que en una semana pretendo tener mi casa en perfecto estado de revista. ¡Qué se atreva a venir el mayordomo de la tele con el algodón!
Cheli se ha comprometido a encargarse de lo suyo y está muy afanosa con el plumero limpiando el miniestudio y el cajón de sus cosas... eso si, como siempre me ha tocado equiparla para la ocasión...¡Será presumida!


Como siempre, esto es un blog de manualidades así que quiero compartir una cosita que se me ocurrió para mi Scraproom, lo hice para poner, cuando elijo los materiales para cada proyecto, todos los washis que pueden irme con él. Los materiales panel y un palo de los gruesos, como de centímetro y medio de diámetro, todo ello del chini chini, y retales de papel sobrantes de otros proyectos. Como base una silueta de gato, pero se puede utilizar cualquier otra que pueda gustaros y unas cuñas para que se sostengan de pie del mismo material. Os dejo fotos.

Y hasta aquí el post de hoy. Espero que paséis una feliz semana. Si os animáis a fabricaros un soporte como el mío compartir las fotos en las redes sociales y me encantará verlos.

SalU2





domingo, 7 de mayo de 2017

Entre tantos PORSIACASOS...¿Dónde está la tarjeta del bus?

Hola holaaa,

Aquí estoy una semana más y según mi programación toca tutorial así que...

¿Cómo os gustan los bolsos? A mi me gustan grandes. En realidad no se cómo empezó la cosa, porque de normal llevaba bolsos medianos tirando a pequeños. Creo que fue cuando mi hija dejó de ir en silla, tenía que llevar un montón de indispensables: botella de agua, juguetes, libretilla y pinturas para que dibujara si nos tomábamos algo, un paquete de toallitas, una chaquetita por si refresca..., si, creo que así comencé a aficionarme a los bolsos grandes hasta hoy. El problema es que termino llenándolos.

El bolso de Mary Poppins al lado del mío no tenía contenido apenas... Eso si, trato de tenerlo organizado y por eso tengo muchos monederitos y neceseres pequeños para llevar las diferentes cosas y es que a las mujeres en general se nos va la cabeza a la hora de cargar con "porsiacasos" (palabra del mes): por si acaso llueve, por si acaso refresca, por si acaso tengo sed, por si acaso me hacen rozadura los zapatos, por si acaso me duele la cabeza, por si acaso me quedo sin batería... Esa es otra, las nuevas tecnologías te obligan a ir provista de cargadores y baterías extra, y ahora, gracias a Santapresvicia las gafas de cerca se suman al contenido obligatorio de todos y cada uno de mis bolsos porque si ,por ejemplo, vamos a un sitio a cenar, leer la carta es misión imposible, a no ser que vayas mucho a ese sitio y te sepas de memoria lo que vas a pedir, jeje

Lo mismo me pasa con las carteras... grandes grandísimas, pero sin suficiente espacio para el montón de tarjetas que necesariamente llevamos en ellas y, claro, cuando llega el bus sacar la tarjeta de transporte es otra misión imposible por lo apretadas que van, más aún en invierno cuando llevamos guantes. 

Pensé en solucionarlo con el típico y anodino sobre de plástico del chini chini, pero no tardó en romperse y además no era nada creativo, así que me puse manos a la obra y con unos retales de cartón contracolado y de papeles de regalo o scrap decorados y los restos del papel de encuadernar que tenía de las carpetas grandes que ya os enseñé cuando os hable de "Papelotes, papeles y papelicos" , (os dejo el enlace porque fue uno de los post que más gustó), y un pedazo de goma elástica rescatada de alguna carpeta vieja, cree estas mini carpetas. Como siempre...

  ¡Aquí no se tira nada de nada!


Materiales:
2 piezas de cartón contracolado de 2 mm de grosor de 33/4" x 21/5
1 tira de papel decorado de 55/8" x 41/2
Folio de color cortado a 43/4" x  35/8"
1 tira de papel de encuadernar de 1" x 41/2
(si, me estoy aficionando a trabajar en pulgadas porque ciertamente son mucho más exactas que los centímetros, más trabajando con papeles de Scrap que son de 12 o de 6")

2 ojetes
Goma elástica fina
Tijera
Cúter
Regla metálica
Plegadora de hueso
Lápiz y goma
Máquina de poner ojetes
Un palo de polo para hacer de separador
Pegamento de barra
Y aquí tenéis el paso a paso:

  1. Colocar las dos piezas de cartón con el palo de polo en medio centrado en el reverso del papel decorado. Pegar con el pegamento de barra primero uno y después el otro para que no se tuerzan. Retirar la barrita y quitar las arruguitas que nos han quedado en el papel pasando la plegadora.
  2. Cortar un triángulo en las esquinas sin llegar al borde del cartón ya que si no al cerrar las esquinas se verían (si se os va la mano hay un truqui que os explicaré con las carpetas grandes el día que toque).
  3. Dar pegamento en los lados estrechos y pegar usando la plegadora también para adherirlo bien, después pegar los anchos.
  4. Dar pegamento en la tira de encuadernar y una vez cerrada la carpeta centrar y abrirla para que se pegue bien como lomo, además de reforzar. Pegar el sobrante hacia adentro y pasar la plegadora con cuidado de no romper por el hueco que nos ha dejado el palito de polo, de esa manera al cerrarla no se romperá el papel.
  5. Doblar el trozo de folio por la mitad y pegar primero un lado y después el otro dejando un margen con el papel decorado. Pasar la plegadora en cada uno de los lados y en el hueco entre cartones que dejó el palito.
  6. Marcar por la parte que quedará debajo una pulgada por cada lado para hacer los agujeros para los ojetes.
  7. Poner los ojetes y la goma elástica y ya tenemos nuestra carpeta.


  8. Si os animáis a decorarla, adelante. Yo tiré la toalla, porque lleva mucho tute en el interior del bolso y acaba despegándose todo, eso si, unas estampaciones en el interior le vienen siempre bien, o un troquelado a modo de puntilla bajo la tira del lomo...
Aquí os las muestra Cheli... le han regalado dos gatitos pequeños y quería enseñárolos...

Y hasta aquí mi post de hoy. Como siempre espero que os haya sido de utilidad y que os hagáis una carpetilla para vuestra tarjeta bus, o la de fichar en el trabajo, o la de la máquina de café, o... cualquiera de los cientos de tarjetas con las que tienen a bien obsequiarnos las instituciones, los bancos o los comercios.

SalU2